Productos de calidad se dan cita en un mercado donde lo tradicional se mezcla con un entorno muy neoyorkino


El Mercado de San Ildefonso reabre sus puertas pisando fuerte, siendo el primer street market de Madrid y de España. Ya desde fuera respira un aire diferente al resto de mercados a los que estamos acostumbrados a encontrarnos estos últimos años por la capital. Un mercado con esencia callejera donde la mezcla de los neones, la decoración industrial con tubos y vigas vistas y la comida española de producto, lo hacen realmente atractivo. 

Exterior del mercado

Se divide en tres plantas y cuenta con 18 puestos con look callejero. La baja tiene un puesto de embutidos de Arturo Sánchez, una cheese tavern de Poncelet, un puesto de fruta recién cortada y otro de hamburguesas de Gancho Directo. Al final del todo está la barra de bebidas y a la derecha, junto a la ventana, una barra larga con taburetes.

Puestos de la planta baja

Empezamos con el aperitivo en la primera planta. Como somos muy queseras nos pedimos una tabla de quesos, que estaba muy buena y un cucurucho de lomo ibérico de Arturo Sánchez. Estaban las dos cosas muy buenas. El mix de quesos te lo hacen ellos, pero si lo prefieres puedes elegir. 

Tabla de quesos 7,60€

Cucurucho de lomo ibérico 3€

En esta planta baja, junto a la barra de bebidas hay un pequeño patio interior con mesitas altas.

Patio interior planta baja

La primera planta tiene una amplia oferta de puestos, en los que se puede encontrar productos de nuestra tierra y de nuestro mar.  Todos ellos sin demasiadas florituras, ya que sin duda cuando el producto vale los adornos sobran. La decoración sigue la misma línea industrial, vintage y desenfadada. Hay una serie de mesas en el centro rodeadas por los puestos todo ello presidido con la palabra "market"en neones verdes y de gran tamaño.

Puestos primera planta

Aquí se encuentra la terraza principal, que es de lo más original con una fachada vista adornada de nuevo con neones, pero esta vez con la abreviatura de street, St

Terraza

Algunos de los puestos de la planta principal son Frit&Go con pescaito frito y los famosos langostinos de valladolidLa lonja de San Ildefonso con producto fresco de mercado; Va de Gambas, la Croqueterie con croquetas hechas con leche de la sierra de GuadarramaMyveg,  y la Granja Malasaña, entre otros.

Nos llamaron la atención las ostras de la Lonja de San Ildefonso, así que pedimos una ración de seis. La apariencia no engañaba, estaban muy suavitas y tenían un sabor a mar riquísimo.

Ostras de la Lonja de San Ildefonso 10€
Nos declaramos fans de una buena croqueta, así que ya os podéis imaginar cuál fue el siguiente puesto que atacamos. Nos pedimos croquetas de jamón, de pollo y una de langostino para probarla. Son buenas, son las típicas gruesitas sin empalgar. A nosotras nos gustaron.

Croquetas. Precio por unidad 1,50€

Terminamos nuestra comida con un plato de los de toda la vida, de esos que te transportan al pasado y que disfrutas como si fueras un enano. Huevos fritos de granja con patatas y jamón. ¡Una delicia! Las patatas eran de verdad y los huevos tenían mucho sabor.

Media ración de huevos fritos con patatas y jamón 8€

Para digerir un poco la comida nos subimos a la última planta y nos pedimos un gin-tonic preparado con cariño. Aquí hay más mesas altas donde poder sentarse.

Gin tonic 9€


La verdad es que el sitio nos encantó. Además tuvimos la suerte de que no había mucha gente, con lo cual lo disfrutamos mucho.

Fuimos dos personas y en total salimos a unos 30€ por persona con 4 cervezas y dos copas.

Tenemos pendiente otra visita, todavía tenemos puestos por descubrir :)



Mercado de San Ildefonso

Calle Fuencarral, nº 56. Madrid

Horario: De domingo a miércoles de 10.00 a 24.00. De jueves a sábado de 10.00 a 1.00

Aquí os dejamos su web, facebooktwitter

0 comentarios:

Publicar un comentario