¿Quién dijo que las segundas partes nunca fueron buenas?



De los creadores del tan aclamado Triciclo, nace Tándem. Situado a escasos metros de su casa madre, este recién inaugurado espacio gastronómico ofrece una experiencia más informal pero con la misma filosofía: cocina de mercado con productos de temporada en un ambiente inmejorable.

¿Preparados para pedalear?




Los que seguís habitualmente nuestras aventuras sabéis que nos encantan los sitios donde te sientes como en casa, no sólo por el trato si no por su decoración. Suelo de parket, mesas desnudas de madera, flores, luz cálida… todo está cuidado al detalle. 


Salón y mesas
Nos gustan los restaurantes que nos sorprenden con su decoración según va transcurriendo la velada. Aquellos cargados de pequeños detalles que poco a poco vas descubriendo.


Detalles de la decoración
Sin duda, la joya de Tandem es el mini patio interior situado al fondo con una mesita de café. Una dosis de luz, aire fresco y originalidad. Una pena que sea únicamente para decorar, ¡es muy chulo!


Patio interior

La oferta gastronómica varía con respecto a Tricilo, más desenfadada y de picoteo. Sus apuestas más características son las ensaladas y los sandwiches, ambas secciones con toques muy creativos y originales. Todos los platos se pueden pedir de media ración. Cada día proponen varios platos fuera de carta entre los que se incluye algún guiso para chuparse los dedos. 


Además de la comida, su horario non-stop y su precio son claves en la distinción entre ambos restaurantes. De 10.30 de la mañana hasta pasada la media noche puedes disfrutar de las delicias de su cocina, bien sea con una rica tarta o con una de sus raciones. El ticket medio varía entre los 20-25 euros por persona.  

Bueno, Bonito y Barato.


Cocina vista

Fuimos cuatro personas e intentamos probar al menos uno de los platos más característicos en los que está dividida la carta.

Empezamos con unos mezze, típico aperitivo de oriente medio, dividido en tres vasitos: hummus, baba-ghanush (puré de berenjena) y guacamole. Venían acompañados de nachos, pan tostado y verduras, estos dos últimos en forma de bastoncillos. Los tres estaban muy buenos, pero si tenemos que decantarnos… elegimos el baba-ghanush, suave y ligero. ¡Una forma sana de empezar!

Mezze 

Continuamos con una ensalada César, los ingredientes eran los típicos de este plato, pero no la presentación. Venía dividida en diferentes cogollos de lechuga, ¡perfectos para cogerlos con la mano y comerlos de dos bocados! Muy rica, con el pan tostado crujiente y la salsa suave.

Ensalada César

Los siguiente fue foie casero acompañado de unas tostaditas de pan con frutos secos. Nos encantó en detalle de las rebanadas calientes. Un resultado muy bueno.

Media ración de foie casero

Después llegó el turno de los sandwiches, pedimos dos: el primero que probamos fue el mexicano. Unas quesadillas rellenas de huitlacoche (un hongo de origen mejicano que sale en el maíz) y queso. Un bocado jugoso, que casaba a la perfección con el guacamole que lo acompañaba.

Sandwich mexicano


No podíamos irnos sin probar el sandwich chino, costilla de cerdo en salsa hoisin con cebolleta, pepino y diversas hierbas entre un mollete de pan al vapor. El sandwich club de Streetxo nos hizo rememorar nuestros viajes al continente asiático. Con éste no fuimos tan lejos, pero  aún así nos gustó mucho. 

Sandwich chino

Como broche final probamos dos de sus postres: el primero fue una tarta de zanahoria. De receta clásica, muy jugosa y para nada empalagosa. 

Tarta de zanahoria casera

Y terminamos igual que empezamos, con un plato muy sano y sabroso. Trocitos de fruta fresca sobre un fondo de sala de albahaca  y un helado de albahaca coronando el postre. Aparentemente sencillo, pero con mucha frescura. Un clásico en la carta de Triciclo.


Fruta fresca,salsa y helado de albahaca


Una propuesta muy apetecible, donde no sólo acudir por la comida si no también por el ambiente que se respira, cargado de frescura y de muchas ganas de agradar. No tardéis en ir…la noticia de que ha nacido el hijo de Triciclo ya está en boca de muchos y lo peor de todo, ¡no aceptan reservas!

Esto con tres refresco, dos copas de vino y cuatro cafés nos salió a 17 euros por persona
Tándem by Triciclo

Calle Santa María, 39. Madrid

Precio medio por persona: 20-25 euros

Aún no están en la redes sociales, en cuanto lo hagan actualizaremos todos los datos.


0 comentarios:

Publicar un comentario