Un viaje para los sentidos 


En la novena planta del espacio Gourmet de El Corte Ingles de Callao se encuentra uno de nuestros rincones favoritos. Con alma callejera, su inconfundible barra roja ha conseguido que la capital se mueva a ritmo de música electrónica mientras sus sentidos enloquecen con cada bocado.

StreextXO
SteetXO es el nuevo concepto ideado por el chef con más presente y proyección de nuestro país, David Muñoz. Inspirado en los puestos callejeros del Sudeste Asiático, todo gira en torno a la cocina, rodeada por una barra en forma de U. El espacio es bastante reducido, pero dan la opción de recoger la comida y sentarte en una de las zonas comunes repartidas por la planta o llevártela a casa en formato "take-away". La otra alternativa es esperar a que se quede algún hueco libre y disfrutar del espectáculo que supone ver al equipo en acción. Música a tope,  complicidad, preparación de los platos, llamaradas… ¡Os aseguramos que merece mucho la pena! 


Ritmo StreetXO

Los cocineros trabajan a un ritmo frenético, es alucinante ver como en un espacio tan pequeño son capaces de moverse a esa velocidad y con tanta coordinación. Son ellos mismos los que sirven los platos y los explican, un aspecto que nos encanta y es de agradecer. La comida se sirve en recipientes desechables y los cubiertos son de plástico, impera la idea del servicio rápido con mucha rotación de clientela.  


Su cocina se define como asiática con toques de fusión aunque también hay espacio para las versiones de platos muy castizos como el mítico bocadillo de calamares. 

La carta es breve pero muy intensa, va cambiando cada cierto tiempo y los fines de semana proponen platos diferentes. En cuanto a la bebida, tan sólo dos referencias de vino, predomina la cerveza.

Carta
Metidos en ambiente ahora viene lo realmente alucinante…su comida. Cada plato te descubre sabores inimaginables,  un parque de atracciones para el paladar.

Empezamos con un "Saam" de panceta ibérica a la brasa con unos mejillos escabechados y shitakes escurtídos. El plato viene con instrucciones, hay que envolver a modo de rollito la panceta y el mejillón en una hoja de lechuga con cilantro y después condimentarlo con dos salsas diferentes. ¿Pancenta con mejillón? Sí, y la mezcla es impresionante. La frescura que aporta la lechuga es brutal.

Saam de panceta ibérica, 14 euros

Continuamos con un Tataki a la brasa de pez mantequilla acompañado de ensalada de anisados y yuzu sobre barbacoa china. No somos muy amantes de este pescado, nos parece bastante insulso. Sin embargo esta vez nos gustó y mucho. El toque de brasa era perfecto y la mezcla de toques cítricos y amargos de la ensalada le sentaba de lujo. 
Tataki de pez mantequilla, 12 euros
Lo siguiente fue el plato que nos tiene enamoradas y que se ha convertido en un clásico de nuestras visitas. Se trata del sandwich club al vapor. No os vamos a desvelar lo que lleva, ¡teneís que probarlo! La mezcla de sabores es brutal, cada bocado es una experiencia nueva. 

Sandwich club al vapor, 8 euros
Las albóndigas de vaca vieja con guiso indonesio de cacahuetes, ancas de rana adobadas y nata ácida de coco os podeis hacer una idea de como estaba. Una auténtica montaña rusa. Las albóndigas estaban muy buenas, jugosas por dentro y muy sabrosas. El guiso de cacahuetes era para mojar pan. Un aviso para los amantes de los sabores suaves… este plato es todo lo contrario. 

Albóndigas de vaca vieja, 14 euros

Continuamos con una caballa a la brasa, boníto ahumado, cebolla encurtida y huevas de trucha. La caballa estaba muy suave y sin ninguna espina. Un plato muy bueno, sin tantas sorpresas como el anterior.

Caballa a la brasa, 12 euros

Terminamos con unas gambas a la quinta potencia. Cinco formas de comer gambas muy diferentes entre sí y sorprendentes. Desde gambas en polvo hasta dim sum rellenos de… ¡gambas! Un plato cargado de sabor y con mucha variedad de texturas.

Gambas a la quinta potencia, 9.5 euros

Fuimos cuatro personas y salimos a 25 euros cada uno con cuatro copas de vino y una cerveza.

Ir a Streetxo supone embarcarse en un viaje cargado de impresiones y sabores nuevos. Una experiencia  libre de clasicismos, donde la mente y el paladar tienen que estar dispuestos a pasar un rato sin límites.

No sólo nos encanta Streetxo por el nuevo concepto que propone, sino porque en cada uno de sus bocados revivimos momentos que pasamos en el continente asiático y eso nos deja muy buen sabor de boca.



SteetXO

El Corte Ingles de Callao, 9ª planta.

Precio medio por persona: 20-25 euros

Os dejamos su twitter

0 comentarios:

Publicar un comentario