Auténticos sabores peruanos

Hace unos días, navegando por internet, leímos que se inauguraba un nuevo restaurante peruano y la verdad es que nos alegró mucho. Os confesamos que somos amantes de la gastronomía del país andino, la cuál descubrimos no hace mucho tiempo. Así que sin pensarlo, avisamos a unas amigas peruanas y nos plantamos en Tiradito.

Fachada de Tiradito
Cuenta con dos ambientes separados en dos salas. La de la entrada es más informal, con manteles de papel, sillas más desenfadadas… 
Zona más informal
Pero sin duda lo que diferencia a esta sala es la barra de cócteles. Tiradito se define como "Cocina peruana y pisco bar", es decir, un lugar donde además de probar platos fieles al recetario peruano, puedes deleitarte con una extensa carta de piscos, la bebida más característica de Perú que tiene como base el aguardiente. Su propuesta recoge desde el clásico Pisco sour,  hasta el Chilcano de cocoMaracuyá sour

Zona de cócteles
La sala más formal es el lugar ideal para reuniones íntimas. No es  grande, pero gracias a su decoración e iluminación resulta muy agradable. La oferta gastronómica es la misma en las dos zonas.

Zona más formal
La carta no es muy extensa, pero recoge los platos más característicos de este tipo de cocina. El ceviche juega un papel  muy importante, gozando de un apartado exclusivo así como las tapas criollas y los tiraditos. La carta de vino cuenta con bastantes propuestas nacionales e internacionales a precios medios, así como cervezas peruanas.

Carta
Como íbamos con unas amigas que son de allí, nos dejamos guiar por ellas. Empezamos apostanto fuerte…anticucho de corazón. Se trata de corazón de ternera gratinado en ají panca, con patatas confitadas, maíz blanco tierno, salsa huancaína y chimichurri. Sólo deciros que cuando nuestras amigas lo probaron se les saltaban las lágrimas, por un momento se trasladaron a Perú. Estaba realmente bueno, tenía un sabor a carbón riquísimo. La textura es similar a la de un filete de ternera, nada que ver con la de la casquería.

Anticucho de corazón, 9.50 euros
Continuamos con uno de nuestros platos favoritos, el ceviche. En esta ocasión lo pedimos mixto, llevaba langostinos, pulpo, conchas (vieras) y calamares. Como manda la tradición venía en leche de tigre acompañado de batata y chalaquita de cebolla. Nos encantó, sin duda ocupa el primer lugar de todos los que hemos probado.
Ceviche mixto, 15.50 euros
Lo siguiente fue ají de gallina, este plato incorporaba una novedad, la pechuga de pollo no venía desmenuzada. Aún así nos gustó mucho, nos pareció una versión original y sabrosa. Venía acompañado de arroz blanco. ¡Con la salsa estaba impresionante!
Ají de gallina, 11.90 euros
Después probamos una carapulcra chinchana, un plato del interior de Perú, al contrario que los anteriores, más típicos de las zonas costeras. Llevaba patatas estofadas en ají panca, tocino de cerdo, cacahuetes y salsa criolla. Estaba bueno, pero fue el que menos nos gustó. El tocino no tenía mucha carne y nosotras no somos muy fans de la parte grasa. Pero la salsa estaba buenísima.

Carapulcra chinchana, 12.50 euros
Para terminar probamos un plato del apartado de wok, chaufa chasiu. Consistía en arroz salteado con verduras, cerdo laqueado, encurtidos y huevo en tortilla. ¡Estaba tremendo! El arroz en su punto y muy sabroso.

Chaufa chasiu, 9.50 euros
De postre pedimos unos buñuelos de picarones con salsa de chocolate y tartar de frutos rojos. Nos recordaba un poco a la masa de churros, pero menos grasienta. La mezcla con la salsa de chocolate y los frutos rojos era muy buena. 

Buñuelos de picarones, 5.90 euros
No podíamos irnos sin tomar el clásico pisco sour. Pedimos dos, seco y dulce, la verdad es que estaban muy buenos. El pisco que utilizan para los cócteles es "Pisco 1615", sin duda muy buen representante del país.

Pisco sour, 7 euros
Eramos cuatro y la cuenta salió a 23 euros por persona, con una botella de vino. Además ofrece dos menús: uno degustación por 25 euros y otro gourmet por 40 euros.

Su horario continuado ofrece la posibilidad de picar o comer algo a cualquier hora del día así como de disfrutar de uno de sus cócteles al salir del trabajo o por la noche.


Nos gusto mucho y sin duda os lo recomendamos. Una propuesta    muy atractiva del chef Jaime Pesquera, exitoso cocinero peruano que cuenta con restaurantes en Lima, Miami y Guatemala entre otros. 

Nuestras amigas salieron encantadas, era la primera vez que un restaurante peruano en España conseguía hacerles viajar a su país natal. 
Tiradito

Calle Conde Duque, 13

Precio medio por persona: 20-40 euros

Aquí os dejamos su facebooktwitter y web


2 comentarios:

  1. Me suena que ese local antiguamente se llamaba Wakathai y también servía cebiches y tiraditos. Pues si os gusta la cocina peruana, no debéis perderos Tampu. El cebiche verde es impresionante, los mejillones son estupendos... tengo que volver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos lo apuntamos en nuestra lista de pendientes. Gracias por la sugerencia Ramón!

      Eliminar