Tapas rodeadas de historia en Colmenar Viejo


Esta vez decidimos ir a un restaurante que aunque lleva escasos meses abierto tiene mucha historia detrás: La Maquinilla 1911. Se trata de la antigua estación de Colmenar Viejo y data de 1911, tal y como el propio nombre del local indica.


Fachada de La Maquinilla 1911
Imagen de sitiosconhistoria.com

A pesar de sus 102 años de vida, la "estación" parece nueva. Está totalmente reformada tanto por fuera como por dentro. De tamaño está bastante bien. El restaurante está dividido en dos plantas. La planta inferior es más informal con mesas altas y la barra. En esta zona está la carta de tapas, aunque también se pueden pedir raciones o segundos platos. Es bastante completa y tiene promociones y precios muy económicos. Por ejemplo, caña + tapa por 2,20 euros. Para los más futboleros tiene un proyector grande donde ver los partidos.


Planta inferior


Los detalles como maletas, fotografías antiguas de la estación o documentos de la línea del tren a vapor de Colmenar Viejo a Madrid le dan un toque de autenticidad. A esto se le suma el toque castizo de los camareros, que llevan la típica boina de chulapos.


La planta superior está reservada para comer exclusivamente a la carta. Es una zona tranquila donde poder disfrutar de una velada agradable. La iluminación le da un toque íntimo que nos gustó. ¡Esta planta tiene una terraza que promete para el verano!


Planta superior


Para comer hicimos un variadito: unas cuantas tapas, una ración y un segundo plato a compartir. Queríamos probar lo máximo posible y de las dos cartas del restaurante.


Con las bebidas nos trajeron de aperitivo unas aceitunas que había aliñado la propia encargada del restaurante. Le quedaron muy buenas.


Aceitunas aliñadas


Empezamos con uno de los platos que más nos gustaron, un foie-micuit artesano con caramelo de Pedro Ximénez, frutillas y piñones. Pedimos media ración y se nos quedó corta de lo que nos gustó. El sabor del foie estaba muy rico.



Media ración de foie-micuit artesano con caramelo de PX, frutillas y piñones 6,60€


Continuamos con el puchero del maquinista, que cambia cada día. Esta vez tocaba lentejas. Venían servidas en una cazuelita y estaban buenas. Parecían hechas en casa.


Puchero del maquinista 2,20€


Después vino la tortilla de patata con cebolla caramelizada. Al ser también tapa, es pequeñita. Estaba bien, aunque para nuestro gusto un poco sosa.


Tortilla de patata con cebolla caramelizada 2,20€


La siguiente tapa fueron los crepes de brandada de bacalao. Si os gusta la brandada de bacalao os la recomendamos. Nos gustó.


Crepes de brandada de bacalao 2,20€


Seguimos con unas croquetas artesanas de jamón ibérico. Un buen bocado. Estaban cremositas.


Croquetas artesanas de jamón ibérico 2,20€



Y llegó nuestra tapa preferida. El finger de pollo rebozado en corn flakes con una salsa de mostaza y miel. ¡Qué rico estaba! De ésta repetimos :)


Finger de pollo crujiente con salsa de mostaza y miel 2,20€


Para terminar con las tapas nos trajeron el wonton frito. Son una especie de saquitos rellenos de carne. Estaban bien.


Wonton frito 2,20€

Por último compartimos una hamburguesa de carne roja con brotes, provolone, tomate seco y chip de cebolla. La carne era de calidad y en conjunto tenía un sabor muy rico. Iba acompañada de unas patatas fritas de las de verdad.


Hamburguesa de carne roja con brotes, provolone, tomate seco y chip de cebolla 8,80€


El toque dulce lo pusieron dos postres muy populares, pero éstos con toques especiales. Una espuma de tiramisú con  kitkat, que estaba delicioso (el kitkat era casero), y un arroz chocolate con leche también muy bueno.


Espuma de tiramisú con kitkat 2,20€ y arroz chocolate con leche 2,20€



El trato del personal fue familiar y agradable. Nos trataron fenomenal. Nosotras fuimos entre semana pero nos dijeron que los fines de semana había mucho ambiente y que preparaban unos gin-tonic ricos, ricos.


Fuimos dos y salimos con dos refrescos, dos cervezas y una copa de vino a 20 euros por persona.


Volveremos seguro, porque aunque Colmenar Viejo suene como si estuviera muy lejos de Madrid, no se tarda nada. Así que os animamos a que vayáis a descubrir esta vieja estación renovada.



La Maquinilla 1911

Avenida de la Libertad nº 93, Colmenar Viejo.

Precio medio por persona: 10-20 euros

Aquí os dejamos su webfacebook, twitter.

0 comentarios:

Publicar un comentario