Placeres gastronómicos en una casa rural cargada de paz y autenticidad




En el Pirineo atlántico, entre los puertos de Belate y Otsondo, encontramos el valle de Baztan, considerado el municipio más extenso de Navarra y donde se encuentra Ziga. Un pequeño pueblo hasta el que os queremos transportar esta semana. Allí la gastronomía comparte protagonismo con un tradicional caserón navarro.



       Vista del pueblo de Ziga


Con tan sólo 145 habitantes, Ziga es uno de esos rincones donde parece que el tiempo se haya detenido. Un lugar en el que las tradiciones no se han perdido, las calles son de piedra y la mayoría de las casas son iguales, blancas con flores rojas en los balcones. Un pueblo ideal para descansar y desconectar de la ciudad.

Calles de Ziga


Entre tanta naturaleza encontramos Aldekoa, una casa rural donde todo está cuidado al detalle, con un ambiente cálido y unas vistas impresionantes al valle.

Exteriores de la casa rural Aldekoa


Reformada recientemente, antes se usaba como vivienda y como resguardo para el ganado. Cuenta con pocas habitaciones, todas con balcón. Algunas de ellas con vistas a la montaña y otras al interior del pueblo, pero todas muy bonitas.

Habitación doble


Vistas desde el balcón de la habitación



Su decoración, aunque es reciente, no ha perdido la esencia de las tradiciones navarras, cargadas de leyendas. De hecho, está cerca de Zugarramurdi, el pueblo de las brujas, en el que os recomendamos visitar sus conocidas cuevas.


Decoración interior. Composición con fotos de la casa rural Aldekoa

Detalles del exterior de la casa



Apetecible, ¿no? Ahora os vamos a contar lo que comimos... Sonia, la dueña y encargada de la casa, es también la que atiende las labores de la cocina. Cuando reservas te dan la opción de cenar allí, lo que nos pareció buena idea y probamos.

No nos equivocamos. La olla express, la termomix, o el microondas, no tenían cabida. Todo lo hacen como antiguamente. Los alimentos conservan sus sabores. Por ejemplo cuando comes un tomate, ¡de verdad sabe a tomate! Cada día Sonia elabora un menú nuevo, que va en función de los ingredientes de la huerta y por supuesto de la temporada en la que estemos.

Por desgracia no tenemos fotos de la cena. Conseguimos desconectar tanto, que se nos olvidó cargar la batería de la cámara. ¡No volverá a ocurrir!

Lo que si os podemos asegurar es que estaba todo muy bueno. De primero tomamos una sopa de marisco con un sabor muy rico, y de segundo unas albóndigas con tomate casero y una carne de cerdo al horno con salsa de verduras. De postre tarta de queso y xamin-goxo. ¡Este último nos encantó! Es una palabra vasca que significa ácido-dulce porque mezcla la acidez del zumo de limón con el dulce de leche condensada, en forma de crema.

El desayuno tampoco se quedó atrás. Esta vez sí que os lo podemos mostrar con imágenes. El comedor era el antiguo establo, por ello han querido simular el techo que antes tenía.


Comedor. Fotografía de la casa rural Aldekoa




Detalle del techo del comedor


Nada más entrar el olor a pan caliente te va abriendo el apetito. Silvia te sirve el desayuno según lo va preparando. Para comenzar, nos puso un zumo de naranja recién exprimido y un sandwich mixto calentito.


Zumo de naranja natural y sandwich mixto
Continuamos con unas tostadas de pan de pueblo acompañadas de tres mermeladas caseras: de cereza, albaricoque con naranja y manzana con frutos secos.

Mermeladas caseras

Terminamos con un bizcocho de limón. Por supuesto con café y leche de la de verdad.


Bizcocho de limón casero


Nosotras fuimos entre semana, pero si os acercáis en fin de semana el marido de Sonia os puede llevar a pasar un rato con los caballos percherones que tienen en el campo.


Caballos percherones. Fotografía de la casa rural Aldekoa.



El precio por noche y habitación doble es de 65 euros con desayuno incluido. La cena son 16 euros por persona.

Si queréis desconectar unos días, Aldekoa es el plan perfecto. Un lugar donde recargar las pilas disfrutando de sus maravillosos paisajes y de su gastronomía.

Casa rural Aldekoa

C.Mayor 10- 31796. Ziga, Navarra.

Precio por noche con desayuno: 65-78 euros

Os dejamos su web y su facebook






0 comentarios:

Publicar un comentario