En esta cocina, como en la vida, lo importante son los pequeños detalles



Ya se va acercando la temporada de reuniones en las que la comida se convierte en la excusa perfecta para reunirnos con amigos y familia. Por ello esta semana os proponemos un bar informal, con muy buena relación calidad-precio. Mû Madrid, situado en la calle Juan Álvarez de Mendizábal, 44.

Fachada de Mû Madrid
Su nombre recoge parte de su esencia, un lugar joven y desenfadado que destaca por sus platos en miniatura y su cocina creativa de temporada. Sin embargo, tiene esa calidez típica de los bares de toda la vida. De esto se encargan sus socios, cuatro jóvenes emprendedores con muchas ganas de triunfar.

Zona de barra y mesas altas
El local está dividido en dos partes, ambas con mesas altas.

Salón con mesas altas

La carta no es muy extensa, pero la mayoría de sus propuestas juegan con los productos propios de cada época del año. De hecho, nos comentaron que van a renovar la carta de cara al invierno, incorporando productos como las setas y los caquis. 

Carta

Como aperitivo de la casa nos trajeron batata fritacortada muy fina y crujiente. Más original que las típicas patatas fritas.

Batata frita

Todas las raciones son en versión mini, por lo que pudimos probar varias de ellas. Empezamos con unos langostinos de Huelva en panko japonésun rebozado de miga de pan que resulta muy ligero, acompañado de una salsa agridulce casera.

Langostinos de Huelva, 6 euros

Continuamos con un steak tartar de buey acompañado de una salsa especial de la casa. Al ser en miniatura, la carne tenía un corte más pequeño de lo normal. Estaba bien aliñado y esto junto con la calidad de la carne hacía que fuese un plato suave y agradable.

Steak tartar de buey, 6 euros

La siguiente ración fue un ceviche de lubina con fruta de la pasión. Estaba muy bueno de sabor, pero nos resultó más parecido a un carpaccio. Quizá nos faltó un toque cítrico para completarlo.

Ceviche de lubina, 4.80 euros

Después apostamos por una carrillera de cerdo sobre una cama de manzana, servidos con unos buñuelos de bacalao. Nos resultó un plato diferente, ya que siempre habíamos tomado la carrillera de ternera.  Los buñuelos estaban muy buenos, tanto que los hubiésemos preferido como una ración a parte. 

Carrillera de cerdo, 4.80 euros

Las mini hamburguesas fueron nuestro plato preferido. Eran totalmente artesanales, pan y salsas incluidas. Estaban hechas de carne de buey, huevo de codorniz, lechuga y tomate. ¡Buenísimas! El pan crujiente y el ketchup casero la convertían en una hamburguesa original.

Mini hamburguesa, 3.80 euros

Por último probamos un risotto de calabaza. El punto del arroz era muy bueno y el sabor agradable, con un toque dulce y cremoso.

Risotto de calabaza, 4.80 euros

Pedimos dos postres, una tarta de melocotón con espuma de la misma fruta y una panna cota de cítricos. El primero estaba relleno de una masa parecida al mazapán y eso hizo que no nos gustase mucho porque no somos muy fans de ese dulce. El segundo estaba bien, aunque la gelatina de mandarina un poco amarga. El helado que acompañaba este plato estaba muy bueno, de mandarina y zanahoria.
Postres, 3.80 euros cada uno
          
Son muchos platos, pero es que en esta ocasión nos acompañó una buena amiga de gourmetsindas. Salimos a 15 euros por persona, con tres refrescos y una copa de vino. 

Los dueños hicieron que la cena fuera muy agradable, por ello prometemos volver con un grupo de amigos más grande.

Como punto final, nos invitaron a unas mini margaritas, ¡estaban muy buenas! En su carta podéis ver la selección cócteles que proponen. 

Gourmetsindas os recomienda este sitio y anima a sus dueños a seguir innovando, seguro que dará sus frutos ;)


Mû Madrid

Calle Juan Álvarez de Mendizábal, 44. Madrid.

Precio medio por persona:  15-20 euros. 


Aquí os dejamos su web, facebook  y twitter

1 comentarios:

  1. Gracias chicas, por mostrarnos estos rincones fantásticos, con sus platos.................son un placer para la vista y el paladar!!!!

    ResponderEliminar